Tener un blog es como hacer ejercicio

En los últimos 10 años aprendí que tener (y mantener) un blog no es tarea fácil. Escribir el primer post no toma mucho tiempo, pues a la hora de empezar usualmente tenemos algo que decir.  Sin embargo con el tiempo, la voluntad y dedicación que se necesitan para mantenerlo pueden terminar por convertirse en una carga, sobretodo si no se ven resultados.

Un blog es como hacer ejercicio. El primer post, es ese día en que instalamos Nike+ en el teléfono y salimos a correr alrededor de un parque, pero desde el día dos, el cerebro empieza a fabricar excusas para no salir.  Eventualmente (un lunes por la mañana), descubrimos que correr ya no es tan gratificante como desayunar tamal y chocolate en la panadería de la esquina.

Para cualquiera es difícil ver que después de 450 kilómetros y muchos días de sacrificio no hay resultados. Las 25.530 calorías que reporta Nike+ siguen en el mismo lugar y sin una recompensa dejamos de correr, como dejamos de escribir en el blog.

Cuando empecé este sitio web en el año 2000, tener un blog no era para mi más que una aventura digital. Se trataba de un espacio para hablar de todo y nada, al que milagrosamente empezarían a llegar lectores de todo el mundo.  Una idea condenada al fracaso y por la que terminé con un blog donde el post más popular era un “tutorial” para vengarse de los vecinos ruidosos.

La falta de un objetivo y temática claros, son la razón por la que este sitio ya terminó una vez en abandono. Si no sabemos con quién estamos hablando, escribir en un blog, es lo mismo que gritar frases aleatorias un estadio lleno de gente. Algunos curiosos se acercarán al principio, pero ninguno va a quedarse. Sin lectores, no hay gratificación; sin gratificación no hay interés.

La única ventaja de tener un blog abandonado, es que siempre podemos empezar de nuevo y esa es la razón por la que todo lo que había en esta web acaba de desaparecer. Este segundo primer post, es entonces la introducción a un blog para las personas que hacen todos los días lo mismo que yo. Si hay alguien allá afuera interesado en software, experiencia de usuario y en general en cómo funcionan las cosas dentro de una Startup de apps móviles, ya estamos conectados.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *